La noche del 12 de febrero será recordada por muchos ya que se llevó acabo la 59° entrega de los premios Grammy en el Staples Center de los Ángeles, bajo la conducción del comediante James Corden, quien puso su distintivo toque de humor a la ceremonia. Muchos fueron los momentos inolvidables de la noche: Adele se equivocó, un grupo recibió su premio en ropa interior y John Travolta tuvo un pequeño incidente.

Aquí te contamos algunos de esos momentos memorables:

El “blooper de James Corden”

El conductor tenía que robarse el show y lo hizo de la mejor manera, ya que después de la presentación de Adele protagonizó una tremenda caída por las escaleras del escenario, a lo que el público estalló en risas.

“¡Esperen! Dijo el comediante. No podemos permitir este tipo de errores. Son los Grammys”. A pesar de eso y de quedarse solo con un zapato, esto no le fue impedimento para rapear frente a todos los presentes.

Además, Corden realizó una parodia de su conocido Carpool Karaoke. Y utilizando un vehículo fabricado con cartón aprovechó la oportunidad para para bromear con muchas de las celebridades presentes en la noche de los Grammy.

La maldición de Adele volvió

Luego del incidente del año pasado en donde Adele tuvo un problema en su presentación debido a un desperfecto sonoro, la cantante volvió a sufrir otro incidente en su show ya que al interpretar el tema Fastlove en homenaje a George Michael, detuvo repentinamente la canción al equivocarse en la letra.

Luego de esto, Adele logró completar la presentación, pero no pudo contener las lágrimas. Independiente de este pequeño problema, la cantante se llevó cinco premios: Mejor Álbum, Mejor Grabación y Mejor Canción del año, Mejor Interpretación pop vocal y Mejor Álbum de pop vocal. ¡Increíble!

Beyoncé hizo una presentación muy original

Cada vez que Beyoncé sale al escenario, este se convierte en todo un espectáculo y esta vez no fue la excepción. Ella se centró en presentar al mundo su embarazo con un atuendo dorado y una corona sobre su cabeza que resaltaba su belleza.

Durante el show interpretó Lemonade, Love Drought y Sandcastles, junto a un numeroso elenco de bailarinas.

Metallica se queda sin voz

Una de las presentaciones más esperadas fue la colaboración entre Lady Gaga y Metallica, sin embargo, los asistentes no contaban con que el micrófono del líder de la banda James Hetfield se negara a funcionar, dejando sin voz al cantante. Gaga, intentó salvar el desperfecto técnico con su show de bailarines y fuego sobre el escenario.

Bruno Mars se transforma en Prince

Otro de los homenajes que se rindieron en esta noche fue al recordado Prince. La sorpresa fue que cuando la banda The Time (creada por Prince) comenzó a interpretar el tema Jungle Love y The Bird, Bruno Mars apareció en medio de ellos con un traje violeta y una guitarra blanca, transformándose en Prince, el cual sorprendió con una versión del tema Let’s Go Crazy.

Twenty One Pilots en ropa interior

Uno de los momentos más extravagantes y polémicos de la noche tuvo lugar cuando los músicos de Twenty One Pilots, Tyler Joseph y Josh Dun, subieron al escenario para recibir su premio en la categoría “Mejor actuación de dúo/grupo pop” en ropa interior. Ellos dijeron que se quitaron los pantalones para cumplir con una vieja promesa.

Travolta, ¿te quedaste ciego?

Otro de los momentos destacados fue cuando John Travolta bromeó sobre sus problemas de la vista antes de presentar a Keith Urban, quien interpretó el tema The Fighter junto a Carrie Underwood. “En mi teléfono siempre utilizo textos y letras tan grandes que todo el mundo se ríe de mí. Seguramente no voy a poder leer el ‘teleprompter'”, dijo el actor.