Independientemente de si sos súper fan del maquillaje o preferís usar uno muy básico, es importante que sepás cómo cuidarlo. Primero porque uno de buena calidad no es nada barato y segundo porque al final son productos que tienen contacto constante con tu piel y sino lo cuidas como debería de ser, en lugar de hacerte lucir mejor, podría perjudicarte.

Por eso, aquí te contamos cuáles son las prácticas que podrías estar haciendo. Evitalas y verás cómo todos tus productos te durarán por mucho más tiempo.

Sombras

Aunque te guste mezclar colores, lo mejor es que lo hagás siempre con aplicadores distintos. Es muy importante que tus sombras permanezcan limpias. Por eso siempre que terminés de usarlas cerralas y si sos de las que prefiere utilizar los dedos para aplicarlas no hay ningún problema, pero lávate las manos siempre antes de hacerlo para no contaminarlas. Si hacés lo contrario, estás acortando el tiempo de vida de tus sombras.

Labiales

No importa de qué estilo sean (barra, tinta o gloss), tus labiales siempre deben estar a una temperatura fresca y que no sea húmeda. Además, evitá que atraviesen un cambio de ambiente brusco, si se te manchan por alguna razón limpialos en el momento y siempre cerralos bien después de utilizarlos. De lo contrario preparate para labiales pegajosos, rotos o sucios que por supuesto deberás tirar. 

 Máscara de pestañas

Por lo que más quieras, nuncaaaaaa bombees tu máscara de pestañas con el cepillo porque vas a arruinarla. Es un hábito común, pero al hacerlo entra aire al producto y todo lo que pueda estar flotando en el ambiente. Además, arruinarás el cepillo con el que aplicas la máscara.

Además hay tres cosas que debés tomar en cuenta:

¡Primer consejo!: tenés que limpiar tus brochas pues estas acumulan bacterias de nuestra piel. Lo ideal es que las lavés una vez por semana. Venden jabón y cepillos para que puedas frotarlas y retirarles todo el maquillaje y las podés encontrar en cualquier tienda de productos de belleza. Al finalizar secalas bien con una toalla y dejalas reposar para evitar el exceso de humedad, ¡y listo!.

¡Segundo tip! Recordá que el maquillaje es un artículo de uso personal. Nunca prestés tu maquillaje ni usés el de alguien más.

¡Otra cosita importante! Aunque lo veas en “pefectas condiciones”, si un maquillaje está vencido dejá de usarlo porque te arriesgás a infecciones, alergias y más.

 Finalmente, si experimentás alguna infección como conjuntivitis por ejemplo, debés tirar todo el maquillaje que has utilizado en la zona del ojo para evitar contagiarte de nuevo (incluso si a penas lo has usado). Sabemos que será doloroso, pero es lo mejor.

 

Te podría interesar