Aula 2.0
AULA

La vida está llena de decisiones. Algunas son más fáciles que otras y claro, más significativas. Para mí, una de las más sencillas fue la de volverme vegetariana y dejar de comer carne.

Cuando conozco a alguien y se da cuenta de esto, lo primero que sale de su boca es: ¿Entonces qué comés? Además, algunos me dicen que ellos no podrían vivir sin comer carne y otros me aseguran que ser vegetariano no es algo normal.

La verdad es que nunca me gustó mucho el sabor a carne y hacía lo posible por evitarla, pero el factor que volvió definitivo mi rechazo hacia ella fue la idea de pensar que los animales sufren cuando son asesinados para que después su carne sea procesada y vendida. Muchos de ellos son traídos a la tierra solo para hacerlos crecer y engordar rápidamente, para que signifiquen más dinero para quien los venda.

Hay cientos de páginas de Internet, documentales y películas que retratan el sufrimiento por el que pasan los cerdos, vacas y pollos a manos de las grandes industrias o bien, de empresas pequeñas. Estos audiovisuales muestran escenas realmente horribles, así que fuera de la película Okja, que a pesar de su mensaje no tiene imágenes tan fuertes, no me atrevo a mencionar ni a sugerir que vean alguno.

Otra de mis razones fue porque, aunque entiendo que el consumo de carne es una costumbre en Guatemala y en muchos otros países, la verdad es que el hecho que algo sea costumbre no quiere decir que es obligatorio ni correcto. Con esto no quiero decir que yo tengo la razón absoluta, sino que creo que no es necesario seguir la corriente de las cosas con las que estoy en desacuerdo.

¿Que si es complicado encontrar dónde comer?  

La verdad es que hay varios restaurantes vegetarianos en el país, como el Rey Sol y el Árbol de la vida, y cada vez son más los restaurantes que ofrecen platos vegetarianos dentro de su menú. Incluso hay otros que ofrecen platos light o de dieta que resultan perfectos para mí. Siempre y cuando no tenga jamón, pollo, carne o pescado, ¡bienvenido sea!

¿Qué le aconsejaría a alguien que quiere volverse vegetariano?    

Creo que cada quien es libre de hacer lo que desee. Si querés cambiar tu dieta y dejar de comer carne animal y volverte vegetariano o bien, dejar de comer cualquier derivado como leche, huevos y queso y volverte vegano, te aconsejo que vayás con un nutricionista. Tenés que considerar que dejar de comer carne no es algo que debás hacer a la ligera ni de un solo, porque podrías afectar tu alimentación al faltarle las proteínas y vitaminas que esta provee. Además, cada cuerpo reacciona diferente a los cambios, por lo que un profesional debe ayudarte a conseguir una dieta equilibrada e ideal para vos. Si te decidís por esta opción, recordá que está bien que querrás ayudar a los animales y al planeta, pero no a costa de tu salud.