Aula 2.0
AULA

Una fan de Harry Potter recibió un regalo muy especial para su cumpleaños ya que su mejor amigo le fabricó un Monopoly nada más y nada menos, ¡que de la saga del joven mago!, ya que en la actualidad no existe uno así.

La dueña de este juego debe sentirse muy afortunada ya que posee el único Monopoly Harry Potter en el mundo. Todo surgió a raíz de su amor por el personaje y los juegos de mesa y lo que más deseaba recibir como regalo de cumpleaños era la combinación de sus dos grandes pasiones.

Su amigo decidió poner manos a la obra y fabricar él mismo este singular juego, el cual le tomó más de 80 horas ya que en el proceso, utilizó muchos materiales además del ingenio y esfuerzo para crearlo. El  set de Monopoly incluye desde el tablero, las tarjetas, fichas y todos los detalles que componen este fabuloso juego, además del estuche para guardarlo. ¡A eso se le llama ser un verdadero amigo!

¿Querés ver cómo quedó esta obra de arte? A continuación, te presentamos el proceso de fabricación de este maravilloso regalo.

Creación del tablero

El tablero está fabricado en madera y para dejar impreso en ella las distintas propiedades, primero se imprimieron y luego se adhirieron a la madera con la aplicación de una capa de poliacrílico. Luego se dejó secar el papel en la madera para arrancarla ya que la tinta había quedado pegada e impresa en la base del tablero.

Luego se añadió la imagen del castillo de Hogwarts en el centro del tablero, de la misma manera que fueron impresas las propiedades.

Creación de las tarjetas y el dinero

Los ferrocarriles de la versión normal fueron convertidos en el transporte de la comunidad mágica y las empresas de servicios públicos, en los periódicos que se mencionan en los libros. El dinero no son los clásicos billetes, sino las monedas que usan los magos: galeones, sickles y knuts. Para esto pintó monedas de plástico de color dorado, plateado y café. Para las casas y hoteles utilizó piezas del Monopoly de Disney y pintura en spray para darles una apariencia mágica.

El toque final y las reglas del juego

Para almacenar el dinero, las tarjetas, las fichas y las demás piezas compró una maleta de póker e imprimió las reglas de Monopoly (con ligeras variaciones acordes a la saga de Harry Potter) y las colocó en la tapa. Para la decoración, pintó con spray rojo las divisiones de madera de la caja ya que a su amiga le encanta la casa de Gryffindor.

Y ya para darle el toque final, colocó en la parte superior de la caja una imagen del logo de Gringotts, el banco de los magos. ¡Increíble! ¿Querés tener el tuyo? Visitá esta página que te dice cómo hacerlo.