Aula 2.0
AULA

El 7 de diciembre se celebra en Guatemala la tradicional Quema del diablo, una celebración que tiene su origen en la fiesta de Concepción. Pero esta tradición se ha convertido en tema de discordia para muchos por los efectos negativos que causa al medio ambiente.

La Quema del diablo es una tradición muy guatemalteca que consiste en realizar una limpia espiritual haciendo fogatas con basura o piñatas de papel con esta figura que simboliza el mal. Debido a esto, la fiesta es criticada por grupos ecologistas que la ven como un foco de contaminación y por grupos protestantes que la consideran sin fundamento e incluso como una adoración a satán.

 

La intención de dichas fogatas era antiguamente iluminar el camino de la procesión de la Virgen de Concepción, en la víspera de su fiesta que se celebra el 8 de diciembre.

ENTERATE La quema del diablo

   

Tema de discordia

Actualmente, esta tradición se ha convertido en tema de discordia ya que algunos grupos radicales demandan que se termine. Esto a raíz de que ese día se queman materiales que afectan a la salud como: llantas, colchones y todo tipo de basura.

Si con tu familia aún mantienen esta tradición, es importante que eviten quemar objetos plásticos, llantas y otros productos nocivos que generan contaminación, pues estos materiales están fabricados de cadmio, arsénico, plomo y zinc.

 

Rafahu smile evil devil suspicious

El plástico al ser quemado produce dioxinas muy tóxicas, las cuales pueden provocar cáncer, alterar las defensas del organismo y afectar el sistema reproductor. La exposición prolongada a estos elementos se relaciona con el mal funcionamiento de los riñones. También puede ocasionar enfermedades pulmonares, como el cáncer de pulmón, osteoporosis en humanos y animales.

Lo anterior, combinado con la quema de cohetillos, da como resultado un gas tóxico producido por el azufre de la pólvora. Este a su vez, al mezclarse con las toxinas del plástico produce óxidos de azufre que alteran la circulación sanguínea, provocan daños cardiacos, efectos en los ojos y desórdenes estomacales.

 

A pagar la multa

El Acuerdo Ministerial 332-2004 del 24 de junio 2004 prohíbe quemar llantas y neumáticos en cualquier lugar público o privado y la multa varía entre Q1,000 a Q5,000 y se pueden duplicar en caso de reincidencia.

Por ello, grupos ecologistas te invitan a no quemar hule, plásticos ni cualquier otro combustible que ocasione una gran contaminación. Muchos de los incendios registrados en Guatemala durante el año ocurren este día porque no se toman las precauciones debidas, así como daños personales al quemar los cohetillos.

¿Vos qué opinás de la Quema del diablo? Contanos si la celebrás o no y por qué.

satan devil baal

Por Gerber Consuegra