Aula 2.0
AULA

Sé sincero: la era digital es cada vez más demandante respecto al tiempo que le dedicás. No te imaginás un día sin revisar las historias de Instagram o los likes de Facebook y mucho menos, chatear con todos tus cuates por el WhatsApp.

Por eso, muchas personas se dedican a darte consejos de cómo comportarte en las redes sociales y cómo sacarle provecho a tu móvil, pero ninguno te da la solución real a uno de los problemas más dramáticos hasta ahora conocidos: ¿cómo le hacés para salirte de un grupo de WhatsApp sin verte mal?

Cuando abrís esta aplicación por la mañana, de seguro que te encontrás un chat para cada situación: trabajo, universidad, amigos de la promo, los familiares buena onda, los del barrio, el cumpleaños sorpresa de tu novia, tus papás, los del gimnasio, ¡en fin!, caés en la cuenta que por cada grupo al que te agregan sin tu permiso es como un peso extra a tu vida diaria. Además de sentir ansiedad o molestia si te aparecen más de 100 mensajes sin leer, de 9 conversaciones diferentes.

Si querés librarte de esta situación, te damos estos sencillos consejos para que podás salirte de los grupos que querrás sin parecer un amargado.

Silenciar el grupo es de cobardes

¿En serio? ¿Esa es tu solución? Quitar las notificaciones del grupo es mirar para otro lado, es como esconder el polvo debajo de una alfombra. Si silenciás el chat te corrés el riesgo que te molesten por el resto de tu vida cuando se den cuenta al preguntarte algo en una conversación y no contestés.

Abandonarlo

Tenés una idea: me voy sin decir nada. De igual forma, todos se darán cuenta, menos los despistados, pero de seguro que quien sí lo notará será el administrador que pensará: “Hey, debiste tocar algo y te saliste del chat, ¡pero no te preocupés! Ya te agregué de nuevo”. De seguro todos recordarán que te saliste y te salió mal.

Me salgo y no me importa lo que piensen los demás

Si aún tenés la idea de salirte sin decir nada, tendrás que bloquear al administrador para que no te vuelva a agregar. Eso sí, cuando te pregunten tendrás que inventar cualquier historia: “No me quedaba espacio en el móvil” o “Un hacker tomó el control de mis redes y bloqueó todas mis conversaciones”.

No des explicaciones antes de irte

Nos han vendido la idea que para dejar un grupo de WhatsApp pacíficamente, lo mejor es dar explicaciones. Esto suena a mentira ya que muchas veces tus verdaderas razones para abandonar el grupo son otras que no podés explicar abiertamente, por ejemplo: las bromas son muy pesadas o vulgares, tenés conflictos con alguien en particular, en fin, vos tendrás tus razones. Así que de todas maneras, siempre habrá personas que pensarán: ¿Qué le pasa? ¿Se cree mejor que nosotros?

Hacete el ofendido

Cuando una broma se salga de control usala como comodín para salirte: “Hay ciertos comentarios en este chat que me ofendieron y por eso lo abandono”. Así lograrás irte como víctima y en algunos casos tendrás su comprensión o únicamente ganaras el desprecio de los demás.

Desesperá a todos

Este es un trabajo delicado y no cualquiera puede lograrlo. Mandá mensajes sin sentido, partilos escribiendo palabra por palabra, grabá mensajes de voz de más de dos minutos en los que haya silencios prolongados, enviá emojis random. Si lo hacés bien, lograrás desesperar a todos y conseguirás que te echen del grupo.