Aula 2.0
AULA

Navegar por Internet se ha vuelto tan cotidiano que ingresar a la Red a cualquier hora del día es tan normal como tomar una taza de café o platicar con tus amigos.

Pero qué tan seguro estás que tus búsquedas, chats, videollamadas o cualquier acción que hagás no será afectada por los ciberdelincuentes.

Por eso te presentamos los cinco errores de seguridad que cometés cuando navegás por Internet.

  1. Una contraseña para todo

Este es un error muy habitual. Correo electrónico, Facebook, Twitter, Instagram, es como si tuvieras solamente una llave para abrir tu casa, encender tu automóvil o abrir tu caja de seguridad donde guardás tus ahorros. Si te la quitan, lo perdés todo. Por eso se recomienda utilizar una contraseña para cada cuenta y cambiarlas periódicamente.

  1. No bloquear la pantalla de tu móvil

La pantalla de bloqueo de tu smartphone es una puerta que da acceso a tus cuentas en redes sociales incluso a tu cuenta bancaria. Pese a ello, aún hay muchas personas que no protegen con ninguno de los métodos existentes (contraseña, pin, patrón) la pantalla de bloqueo del móvil. Este es un error que lamentarás mucho. No obstante, si vas a utilizar un método de bloqueo, mejor utilizá un código numérico o pin, que un patrón de desbloqueo.

  1. No usar la autenticación de dos pasos

Casi todas las plataformas on-line, como Facebook, Twitter, Play Store, Apple Store o Instagram incluyen la opción de autenticación cuando ingresás por otro dispositivo o computadora que no tuya.  Cuando utilizás esta opción, además de tu contraseña, las plataformas generan un código que se te envía por SMS al móvil y que funciona como una segunda llave para acceder tus cuentas.

  1. Compartir demasiada información

Este es el mayor error que se comete por medio de las redes sociales. Por ejemplo, si revelás en un post tu ubicación, si estás de vacaciones, al incluir datos personales e incluso el nombre de tu perro (si lo usás como contraseña), ya que son datos muy útiles para los ciberdelincuentes.

  1. No tener cuidado con el Wi-Fi público

Las redes Wi-Fi públicas son muy peligrosas, en especial si las utilizás para abrir tus cuentas bancarias. Estas redes públicas son el punto perfecto para que roben tus datos personales. Nunca te registrés en nuevos servicios por medio de estas redes ya que tus datos se verán seriamente comprometidos.