Aula 2.0
AULA

Ahora que estás por dejar la secundaria para ingresar a la universidad enfrentarás un mundo de retos en los que deberás adoptar nuevas costumbres y rutinas. Estar en la U te llenará de orgullo y satisfacción por haber alcanzado este nuevo sueño, pero también constituye el inicio de un periodo lleno de cambios.

La transición del colegio a la universidad puede resultarte algo complicado ya que encontrarás cambios muy significativos entre uno y otro. Por ejemplo, en el colegio el trato es personalizado, tus compañeros son los mismos durante años y hay un seguimiento periódico de tu rendimiento, mientras que en la universidad tendrás que adaptarte al nuevo modo de enseñanza-aprendizaje y evaluación, además que vos sos el único responsable de manejar tus estudios, tiempo y dinero.

Además de las exigencias académicas, en esta etapa tendrás mayores responsabilidades y por eso te presentamos algunos retos universitarios que tendrás que afrontar.

Dueño de tus decisiones

Aprender el concepto de “responsabilidad” será tu primer reto, ya que ahora te tocará tomar las decisiones por vos mismo y serás el único responsable del resultado de las mismas.

Si son bien encaminadas, te abrirán las puertas a nuevas relaciones de amistad y trabajo, tendrás más confianza en vos mismo y verás cómo tus metas y objetivos se cumplen a cabalidad.  Para lograrlo, siempre es importante que tomés en cuenta los consejos y sugerencias de tus padres, catedráticos y personas maduras en quienes confiés.

Adoptá nuevos hábitos, actitudes y costumbres

Estos cambios definitivamente cambiarán tu estilo de vida, pero de vos dependerá que sean positivos o negativos. Lo importante es identificarlos y adoptarlos como parte de esta etapa de vida pues gracias a ellos te desenvolverás mejor.

Estos son algunos ejemplos:

  • Aprenderás por tu propia cuenta.
  • Podrás identificar y resolver problemas.
  • Tendrás mayor libertad que deberás manejar de manera eficiente.
  • Adquirís un mayor control de vos mismo.
  • Crearás una actitud emprendedora.
  • Tendrás mayores responsabilidades y compromisos.
  • Aprenderás a tolerar la presión.
  • Serás más disciplinado y perseverante.
  • Cultivarás tu pensamiento crítico.
  • Tendrás otros hábitos de estudio.
  • Serás más asertivo y eficaz.

Combiná trabajo y estudios

Estudiar y trabajar exige un gran esfuerzo de tu parte, pero con un pensamiento positivo verás que es posible realizar ambas. Lo único que tenés que hacer es lograr el balance adecuado poniendo en práctica algunas de estas rutinas.

  • Tendrás que ser más organizado y metódico, lo cual te exigirá motivación y fuerza de voluntad.
  • Planificá tu día para organizarte y cumplir tus objetivos, pero también debés tener cierta flexibilidad para realizar cambios imprevistos.
  • Dale un buen uso a tu smartphone tanto en el trabajo como en la universidad, ya que este puede ser motivo de distracción en situaciones que requieran tu máxima concentración.
  • Aplicá los conocimientos adquiridos en el trabajo en la universidad. El aprendizaje no solo radica en aprobar los exámenes y conseguir buenas notas, sino entender conceptos y descubrir cómo podés aplicarlos en las dificultades que se te presentan a diario.

Nueva vivienda

Si vivís en el el Interior y necesitás establecerte en la Capital porque solo acá podés estudiar la carrera que elegiste, tenés que afrontar retos como el miedo a sentirte solo, tristeza, cambios de humor, estrés, melancolía y la ruptura de tu vínculo familiar y de amigos.

Pero el mudarte a la capital también será toda una experiencia de vida que te ayudará a crecer mucho en tu ámbito social y laboral. Mudarte es sinónimo de empezar una nueva vida, conocer nuevas personas, independizarte, hacerte cargo de todo, haciéndote más responsable, organizado y te ayudará a tener un crecimiento personal para afrontar cualquier reto.

Para alcanzar el éxito lo más importante es que luchés por lo que querés, trabajés duro y te motivés para que los tropiezos sean más fáciles de sobrellevar y te hagan más fuerte. Recordá que la clave de todo está en la disciplina y en estudiar eso que tanto querés y te apasiona.

Fuentes: licenciada Merari Menéndez, Psicóloga Clínica merari_menendez@hotmail.com; Sonia Quemé de Pereiras, Directora General del Centro de Atención Psicopedagógica y Psicológica Integral, CAPPI,  soniaqueme@gmail.com;  José Miguel Ramirez, asistente de promoción, Universidad del Istmo, jramirez@unis.edu.gt

Te podría interesar