Aula 2.0
AULA

Sabemos que este año lo iniciaste con la mejor actitud, lleno de metas y retos por cumplir. Tu compromiso con tus padres y con vos mismo al empezar este nuevo ciclo escolar fue el de convertirte en uno de los mejores estudiantes. Pero, en este largo camino por recorrer existen múltiples obstáculos que se interpondrán entre tu objetivo y vos. Por eso aquí te presentamos algunas situaciones con las que te toparás a diario a la hora de estudiar.

Tu smartphone

Aunque desactivés las notificaciones, lo pongás en modo vibración, lo apagués o lo escondás, siempre habrá un momento en que desesperadamente necesités de él. Así que lo más seguro es que buscarás excusas para usarlo: “Tengo que preguntar a mis amigos acerca de unos apuntes”. Consejo: deshacete de él si en verdad querés estudiar.

El sueño

Típico que vas leyendo la primera página de algún libro y ya te dio sueño. En esos momentos, el café puede ser tu mejor amigo, pero si abusás de su consumo llegarás a clase como si te hubieras ido de party todos los días. Cuando sintás que te estás durmiendo, recordá que después de estudiar podrás descansar y verás el resultado de tu esfuerzo, en cambio si te dormís, no tendrás suficiente tiempo para prepararte ni cumplir con tus tareas. Consejo: Revisá si en verdad dormís al menos 8 horas diarias para rendir al máximo.

Las series

Breaking Bad, The Walking Dead o Game Of Thrones, no te ayudarán a la hora de estudiar y al final de verlas, cuando estés en clase y tengás que pasar una prueba o realizar algún ejercicio, entonces será cuando te preguntés ¿por qué no puedo recordar mis apuntes como si fueran mi serie preferida?  Consejo: Dedicale el tiempo necesario a cada cosa, hacé primero tus tareas y después ya tendrás toda la disponibilidad de ver tus programas favoritos.

Los días que faltaste a clase

“No me preocupo”, “Mis amigos me darán copia de todo o si no, lo busco en Internet” son ideas que ni vos te las creés. Consejo: Si faltás a clase por alguna razón y los astros se alinean para que de ninguna forma consigás los apuntes de ese día o no lográs entender los que conseguís, mejor preguntale al profesor para que no te quedés sin dudas.

Cualquier cosa

La verdad es que tenés que tomar en cuenta que cualquier cosa te puede distraer a la hora de estudiar: el perro que ladra en la calle, tu mamá cocinando, el desorden de tu cuarto, la televisión, los videojuegos, tu hermanito, los poemas que te escribe tu novia en tus cuadernos, en fin, ¡todo! Consejo: Enfocate en lo tuyo y dejá a un lado todas esas distracciones si de verdad querés ser el mejor.

10 cosas que se interponen entre el estudio y tú